A pesar de que internet rompió las fronteras físicas entre las naciones, también surgieron múltiples bloqueos. La apertura con respecto a la información se convirtió en un aspecto que no encajaba con las políticas gubernamentales de seguridad. Es por esto que navegar como si estuviera en otro país es un privilegio que se paga gustosamente.

    Sin embargo, más allá de los inconvenientes de control político, las personas buscan mayor privacidad. La globalización cibernética ha hecho de la navegación un ambiente donde la justicia no tiene demasiada injerencia. En consecuencia, un programa para cambiar IP se muestra como la solución que mejor se adapta a las necesidades de nuestros días.

    El internet es una suerte de mundo paralelo en el volcamos todos nuestros datos de forma semejante a como lo hacemos en la vida real. La única diferencia está en que se nos asigna un IP en lugar de un ID. Mediante este pequeño serial numérico se puede identificar la ubicación geográfica exacta de los individuos sin hacer mayores esfuerzos. De modo que hacer una actividad privada o tener acceso a ciertos sitios web es un verdadero obstáculo.

    Afortunadamente, burlar los sistemas de restricción no representa una gran hazaña. Son varias las compañías de VPN que ofrecen servicios adecuados a los softwares más difíciles. Solo debes asegurarte de conocer el proceso de adquisición y elegir los de calidad certificada. En lo subsiguiente nos encargaremos de instruirte en función de que tomes la decisión correcta.

    ¿Qué es una dirección IP?

    Lo primero que debes saber es que IP traduce Internet Protocol” o “Protocolo de Internet”. Se le confiere este nombre porque se trata de un protocolo de comunicaciones que funciona por medio de una red. Esto quiere decir que es la responsable de la transferencia de datos. Ahora bien, la dirección IP es un número designado dentro de esa red, el cual devela la locación del cibernauta.

    Ninguna persona se puede conectar sin usar una IP. De hecho, cuando introduces cualquier búsqueda en Google, el navegador coloca el texto en la dirección IP para arrojar el resultado.

    El fin de colocar este código de números es saber quién está conectado. Dependiendo del grado de identificación que manifieste la IP se pueden dividir en dos tipos: IPS públicas y privadas. Las primeras son las que te concede tu proveedor de internet o ISP (Internet Service Provider) como por ejemplo Verizon o Comcast.

    Las últimas son las que tienes disponibles en tu hogar para acceder usando los dispositivos a través de Wifi. Asimismo, un VPN contribuye con este objetivo brindándote los siguientes beneficios:

    ¿Por qué cambiar tu IP?

    • Anonimato: te da acceso a una conexión con otra red, impidiendo que el intercambio de información no sea visto por terceros. Incluso, si estás utilizando internet público, el VPN mantendrá tus datos aislados de las otras conexiones.
    • Enmascaramiento: oculta la dirección IP real para que puedas navegar como si estuvieses en otro lugar. El VPN es un sistema totalmente blindado que no revelará tu locación. El receptor solo podrá ver un serial de números perteneciente a la ubicación seleccionada.
    • Encriptación: cifra los datos utilizando un túnel de algoritmos complejos entre tu computador y una red remota que te vinculará a internet. Usando este sistema, la actividad estará asegurada bajo claves indescifrables para quienes intenten acceder a ella.
    • Seguridad: casi todos detectan softwares maliciosos que tengan la intención de saltar la protección del VPN. Podrás navegar sin preocupaciones en tanto que este sistema ha sido creado para ello.

    ¿Cómo cambiar un IP para otro país?

    El mercado actual suministra diversas alternativas para cambiar de locación virtual. Los tres métodos que puedes utilizar son los siguientes:

    • VPN: sus siglas traducen Virtual Private Network, y es un servicio que vincula varios dispositivos bajo una red privada. Todos los computadores están conectados a un servidor remoto que se encarga de enmascarar el IP. Esto lo consigue empleando protocolos de encriptación algorítmica para proteger el tráfico de información.
    • Proxy: es un intermediario que introduces en la configuración del navegador para que el otro servidor no sepa tu verdadera identidad. Su tarea es proporcionar una barrera entre nuestro ordenador y el sitio web. Se logra puesto que el proxy disfraza la IP fijando un intercambio que va del proxy al ISP y de ISP a la página.
    • Tor Browser: consiste en barreras especializadas para equipos portátiles. Realizan la misma operación se bloqueo de chequeo de datos. Unlocator, por ejemplo, opera como bloque de datos e información en diferentes dispositivos.
    • DNS inteligente: es un tipo de proxy que opera modificando el DNS (Domine Name System), o lo que es igual Sistema de Nombres de Dominio. Se enfoca en este elemento porque es el encargado de traducir las búsquedas de Google en direcciones comprensibles para el protocolo de internet (IP). En lugar de extraer la dirección de un DNS de su localidad, lo hará desde uno que simule ser local, engañando así al receptor de datos.

    ¿Cuál es el mejor y más sencillo método para cambiar IP?

    Sin importar la finalidad para la cual desees esconder tu ubicación real en la web, la modalidad más conveniente es el VPN. Este programa para cambiar IP a otro país toma la delantera en seguridad cibernética con respecto a las otras dos opciones mencionadas. Aunque el proxy es una vía eficiente en lo que concierne a disfrazar la IP, no cuenta con ninguna medida que impida la exposición de datos.

    Esto significa que un proxy solo esconderá la dirección IP, no brinda servicios adicionales en tu red. No están diseñados para identificar algún elemento que tenga la intención de revelar quién eres. En este sentido, la totalidad de las actividades realizadas podrían ser espiadas por el gobierno, a través del proveedor de internet, usando un virus o simplemente un tercero que se encuentre conectado a tu Wifi.

    Por otra parte, los DNS inteligentes suministran un estado un poco más elevado de privacidad porque actúan sobre la codificación del texto hacia la dirección IP. Aun así, no dejan de ser un estilo de proxy que deja muchos sitios vulnerables para quien tenga la intención de saltar la seguridad.

    El VPN es un servicio que te permitirá hacer la modificación de tu IP resguardando el tráfico de información generado mientras esté conectado. Esto se debe a que los datos permanecerán encriptados. En informática se refiere a crear algoritmos vinculados con diversas contraseñas (cadenas de símbolos) para ocultar el mensaje que viaja dentro del sistema VPN.

    ¿Cuál VPN escoger?

    Nuestra página es un portal abierto en donde te compartimos las últimas actualizaciones acerca de los protocolos de seguridad web mejor reputados. En nuestro portal tenemos muchos artículos que hablan sobre todo tipo de VPN, tanto para ordenadores como diferentes sistemas operativos, tales como Android o iOS.

    Aquí puedes hallar un sitio que filtra todas las ofertas para comunicarte aquellas que debes considerar. Es por esta razón que hemos hecho un estudio comparativo de tres VPN confiables, los cuales puedes contratar desde tu ordenador:

    NordVPN

    Es uno de los VPN de mayor velocidad que podrás encontrar pues posee 5676 servidores, y, como es sabido, mientras más elevada sea la cantidad, la rapidez será superior. Además, puedes proteger todos los dispositivos en 59 países con sistema operativo Linux, Android, Android TV, Windows y MacOS. Sumado a esto, te brinda encriptaciones espaciales de proxy para Chrome y Firefox. Uno de sus rasgos atractivos es que autoriza la protección de 6 dispositivos simultáneamente.

    Tunnelbear

    Es un tipo de VPN que se distingue por su excelente funcionamiento para desbloquear servicios de streaming puesto que tiene servidores en EEUU y Reino Unido. Tiene un añadido llamado Ghost Bear, conocido como una tecnología de ofuscación de la red que le confiere una apariencia de internet regular a la conexión. Es compatible con Windows, Mac y Android para 20 países. Se pueden sincronizar hasta 5 aparatos (tabletas, móviles u ordenadores).

    Cyberghost

    Dispone de 3800 servidores que cubren una amplia extensión de 60 países, garantizando así conexiones rápidas en cualquier sistema operativo. Tiene un ancho de banda ilimitado para que puedas disfrutar de 14 servicios de streaming deportivo y 37 canales de entretenimiento. Garantiza la descarga fluida de archivos Torrent P2P seguro. Su encriptación es de nivel militar, de modo que tus datos permanecerán resguardados.

    ¿Cómo cambiar el IP con VPN?

    El procedimiento para adquirir un VPN es muy sencillo pues todos los sitios que promocionan el servicio tienen una guía clara de los pasos a seguir. Tomaremos como ejemplo NordVPN para explicar la metodología de compra que seguirás en el portal. Sigue los siguientes pasos:

    1. La página principal te mostrará un recuadro en rojo que dice “Compre ahora”. Tras darle clic aparecerán los planes que van desde los mensuales hasta los anuales.
    2. Después de haber seleccionado el que te resulte conveniente, será necesario que generes una cuenta a partir de tu correo electrónico y tu nombre completo.
    3. Activa tu usuario cliqueando un correo que te enviará NordVPN. Una vez hecho esto, tendrás que elegir el método de pago que normalmente está dividido en criptodivisas, Alipay, billeteras virtuales y tarjetas de crédito.
    4. Luego de enviar el pago recibirás una confirmación a tu correo entre los próximos 10 y 45 minutos de espera. En él te adjuntarán un archivo que debes descargar en tu dispositivo.
    5. Seguidamente, verás un recuadro en donde colocarás un usuario y contraseña, lo cual te dará acceso al anonimato del VPN. Puedes ingresar a tu navegador ejecutando las actividades de forma segura.
    6. Luego de haber adquirido el VPN, podrás hacer el cambio de IP. Podrá hacerse de dos formas, por un lado, tendrás en el escritorio los países a escoger y un ícono con el VPN. A través del navegador también se puede configurar.